Bonos de bienvenida

Los bonos de bienvenida son una de las mayores ventajas que tiene apostar por internet y que no podíamos pasar por alto a la hora de explicarte cómo apostar con éxito. Las casas de apuestas presenciales ofrecen prácticamente los mismos servicios, pero los apostadores profesionales prefieren contar con dinero extra para poder conseguir ganancias y cubrir sus posibles pérdidas. Gracias a esto, las casas de apuestas online están proliferando. Esto también se aplica a aquellos que tratan de comenzar su andadura en una casa de apuestas, y es que siempre es mejor contar con cierto colchón económico a la hora de apostar. Estos bonos de bienvenida tienes sus propias condiciones según la casa de apuestas, por lo que conviene leer con detenimiento las condiciones de la promoción.

Los diferentes tipos de bonos de bienvenida

En esencia existen tres tipos de bonos de bienvenida distintos. Es posible encontrar otros bonos de bienvenida diferentes, pero en general, esos bonos serán una variante o una versión de los que puedes ver a continuación:

Dinero gratis

Algunas casas de apuestas nos regalan dinero solo por registrarnos. Se trata de un bono de una pequeña cuantía que recibimos de forma automática tras el registro. Esta cuantía suele ser de entre 5 y 20$. Su mayor ventaja es que no exige un ingreso mínimo, aunque como sucede con otros bonos es necesario apostar el dinero que nos han obsequiado un número determinado de veces y con unas condiciones específicas antes de poder retirarlo. Su desventaja es que la cuantía es menor a la que podemos conseguir con otro tipo de bonos.

Bono por porcentaje

Este es el tipo de bono más extendido entre las grandes casas de apuestas. Además, es el que mejor acogida suele tener por parte de los apostadores más profesionales. En este caso realizamos un ingreso y la casa de apuestas nos otorga un porcentaje de la cuantía ingresada. Lo más habitual es que la casa de apuestas nos bonifique el 100 % de lo que ingresamos con un límite máximo. Por ejemplo, si nuestro primer ingreso es de 50$, recibimos 100$. En otras ocasiones el porcentaje es menor, por ejemplo, un 75% de la cuantía ingresada. Pero cuando el porcentaje es menor, la cuantía tope a bonificar suele ser mayor. Por ejemplo, un bono del 75% de lo que ingresemos, con un tope a bonificar de 200$

Apuestas gratuitas

En lugar de un bono con una cuantía fija, la apuesta gratis no se nos otorga tras realizar el primer ingreso, sino al hacer nuestra primera apuesta. Esta apuesta gratuita será del mismo valor que la apuesta que hayamos realizado. Por lo general solo será posible apostar en mercados que tengan una cuota mínima. La ventaja de esta apuesta gratuita es que podemos retirar el dinero de forma automática si hemos ganado la apuesta en cuestión.

Apuesta segura

La apuesta segura, es un tipo de bonificación que se activa cuando apostamos y no cuando realizamos nuestro ingreso. En este caso la casa de apuestas cubre la primera apuesta que fallemos, devolviéndonos el importe total de la misma. Así pues, si tras realizar el ingreso realizamos una apuesta y la ganamos esta apuesta segura seguirá latente, hasta que realicemos una apuesta que perdamos y entonces se nos devolverá exactamente la cuantía apostada.