Apuestas en Directo

Hace no tanto tiempo las apuestas en directo, también conocidas como apuestas en vivo, eran impensables en ninguna casa de apuestas online, pero gracias a la evolución de internet y la proliferación en el mercado de las apuestas online, ahora podemos encontrar este tipo de apuestas en todas las casas de prestigio. Como su propio nombre indica se trata de una apuesta que se realiza cuando el encuentro ya ha comenzado. La apuestax en directo tiene algunas ventajas y muy pocos defectos. Veamos cuales son:

Ventajas de las Apuestas en Directo

Las apuestas en Directo nos permiten analizar lo que está sucediendo en el encuentro antes de decantarnos por una apuesta concreta. Podemos tomarnos 20 minutos en ver un partido de futbol antes de decidirnos a apostar por quién ganará. Obviamente las cuotas se ven modificadas por lo que está sucediendo, por lo que las cuotas no son fijas. Se pueden realizar apuestas en directo casi en cualquier momento del partido. Sólo suelen cerrarse en los últimos minutos del encuentro. También es posible que el equipo favorito haya recibido un gol y decidamos apostar en ese momento, o tras las lesiones de un jugador referente o la expulsión de un futbolista. Todos estos hechos pueden modificar una cuota, y gracias a las apuestas en directo podemos beneficiarnos de ellos.

La última de las utilidades de las apuestas en directo es la de equilibrar una apuesta que habíamos realizado previamente. Por ejemplo, si apostamos porque ganaría un equipo y tras verle jugar un rato pensamos que perderá. Podemos por tanto apostar en directo por el equipo contrario o el empate, minimizando o anulando la posible pérdida económica e incluso sacando beneficios.

Desventajas de las apuestas en directo

Las apuestas en directo tienen algunas limitaciones. La más importante de ellas es que no podemos apostar por un encuentro en directo si previamente no teníamos el dinero ingresado en la casa de apuestas. Esto no depende tanto de la casa de apuestas, sino más bien de lo que exige la ley para evitar el blanqueo de dinero. Por tanto, si queremos apostar en directo a un encuentro tendremos que tener dinero previamente ingresado.

Otro de los problemas habituales que viven aquellos que comienzan a apostar en directo es dar con el momento preciso para realizar su apuesta. Por ejemplo, si esperamos demasiado, puede darse el caso de que el equipo por el que queríamos apostar marque gol, lo que nos dejaría con una cuota muy inferior a la que tenía su victoria antes del inicio del partido.